lunes, 18 de octubre de 2010

Bosque de Pardomino

Huella del Oso

Ejemplar de roble albar

Este sábado nos hemos acercado a la localidad de Valdecastillo, en el municipio de Boñar, para  disfrutar de un incipiente  otoño y  poder explorar el bosque de Pardomino, una de las joyas botánicas de nuestra provincia. Para adentrarse en el mismo, es  necesario solicitar un permiso que expide la consejería de Medio Ambiente de la Junta, ya que se trata de una zona de reserva protegida.

El Bosque de Pardomino, con una superficie de 2.022 hectáreas, está situado en las estribaciones meridionales de la Sierra del Mampodre (Barranco de Pardomino) y se trata de una masa boscosa mixta de gran diversidad en la que aparecen robles, tanto de tipo albar como rebollo, hayas, abedules, fresnos, acebos, servales…

Parece ser que el bosque fue antaño coto de caza del Ayuntamiento de Boñar, dada la gran riqueza faunística que alberga. Fue explotado para la extracción de madera, existiendo una antigua ordenanza que regulaba su aprovechamiento. Estos hechos y la reciente demanda turística de que es objeto, dado su gran valor no sólo botánico, sino también paisajístico, han sido determinantes en la degradación de algunas de sus zonas, a pesar de lo cual sigue siendo una de las masas de mayor riqueza y valor ecológico de la zona.

El itinerario elegido para explorar el bosque ha consistido en ascender por el valle a la vera del arroyo  Pardomino para enlazar al final de éste con la pista que cruza la ladera de todo el bosque en su vertiente norte, para culminar finalmente en la localidad de Valdecastillo. Para enlazar con esta pista hay que tomar un camino a la derecha que nos encontraremos después de pasar una construcción tipo caballerizas, ya en desuso. El recorrido elegido, aunque un poco largo (en torno a 18 kilómetros), nos ha dado la oportunidad de realizar una exploración bastante completa de la reserva, teniendo en cuenta la enorme dimensión de la misma.

En esta excursión, que bien podríamos calificarla como de senderismo didáctico, hemos tenido la oportunidad de disfrutar de las informaciones botánicas y faunísticas de nuestros compañeros Mariano, Pili y Fernando. También, por primera en vez en nuestra trayectoria de excursiones, hemos tenido la oportunidad de observar huellas frescas de oso, que podemos ver en el reportaje fotográfico.


  Ficha de Ruta: BOSQUE DE PARDOMINO
 
Ø      Ubicación Geográfica: Monte y Barranco de Pardominos, cuenca del río Porma (Ayto. de  Boñar). Parque Regional de Picos de Europa
Ø      Entorno natural: bosque mixto de roble albar y rebollo, hayas, abedules, fresnos, servales, acebos…
Ø      Punto de partida y llegada:  merendero en el acceso al Bosque y Valdecastillo respectivamente
Ø      Tipo de recorrido: Circular
Ø      Distancia desde León: 52 Km. (50 minutos)
Ø      Desnivel total acumulado: 350 metros
Ø      Distancia horizontal: 18 Km.
Ø      Duración aproximada: 5 horas y media
Ø      Tipo de sendero: pista en todo el recorrido
Ø      Grado de dificultad: BAJA.  No presenta ninguna dificultad, salvo la longitud de la ruta. Desnivel escaso y por sendero en buen estado
Ø      Época recomendada: fundamentalmente en otoño. También primavera y verano
Ø      Mapas: se adjunta mapa topográfico y en 3D (Google Earth)
Ø      Fecha de la ruta: sábado día 16 de octubre de 2010



19 comentarios:

  1. Hola...
    Os tengo que dar las gracias a muchos compañeros bloggeros, y en particular por este reportaje a ti, por enseñarnos estas imponentes zonas de nuestra provincia, completamente desconocida para mi (mea culpa), y que por las imágenes que he visto es una auténtica delicia... lástima en parte que haya que pedir permiso para entrar, pero me parece fundamental para poder mantener estos parajes incomparables y maravillosos, y lo que es más importante... la tranquilidad del oso, tan difícil de ver por nuestras tierras y que es un deber de conservación entre todos. Por cierto... debió impresionar hacer esas fotos, sobre todo ante la perspectiva de que estuviese todavía cerca, ya que las pisadas parecían recientes. Un saludo.

    ResponderEliminar
  2. Javier, javier,Javierrrrrrrrrrr ........pero tú sabes las ganas que yo tengo de avistar un oso? aunque sean esas huellas como has visto tú y tus compis....ese bosque es de los más preciosos que he visto, esa ruta la hicimos en familia y la disfrutamos muchisimo, que recuerdos gratisimos tenemos....unas fotazas alucinantes me traje, de esa riqueza paisajistica....pero tú....tú has sido un afortunado....mira que vuelvo eh!!! en busca del oso....verás cuando te vea la entrada Héroe de leyenda....verás.... yo estoy....que hijomio jajajaja, parece que el oso lo haya visto yo jajajaja.
    Me veo pidiendo a la junta otro permiso para volver....
    Javier me ha encantado la entrada y me alegra mucho que la hayais disfrutado de esta manera.
    Abrazotedecisivo no de osa eh!!! jajajaja

    ResponderEliminar
  3. Montañas de GOrdón: en efecto creo que este entorno debe de estar protegido, no solo por la increíble variedad botánica que se puede admirar, sino también porque parece ser, según nos comentaba una compañera, se trata de un corredor natural del oso entre la montaña de Riaño y Laciana.
    Sara: me alegro mucho de tu emoción contagiosa.
    Cuando preparaba esta ruta tuve la oportunidad de deleitarme con tus estupendas fotos de este bosque.
    Estoy seguro que tendrás la oportunidad de ver, alguna huella de oso, o porqué no al mismo oso. ¿no estaría nada mal, verdad??
    SAludos

    ResponderEliminar
  4. Segun esta el tema del Oso creo que no has sido nada prudente ,al dar todos los datos y encima titular el post asi, un saludo.

    ResponderEliminar
  5. Pedro: creo que tienes razón en lo que dices; cambiaré el título de la entrada y te agradezco el comentario. Saludos

    ResponderEliminar
  6. En mi opinion cuando se publican rastros de especies como el oso,lobo y el urogallo, conviene no dar pistas de su ubicacion, por desgracia hay gente que no aprecia su valor y solo ven en ellas un estorbo,un trofeo colgado en un salon o un monton de euros,felicidades por el blog.

    ResponderEliminar
  7. Creo que a mi también me habría podido la emoción,la alegría, la ilusión... pero...Pedro tiene su razón.... por desgracia hay tanto desaprensivo que.........hay hasta que callar estos encuentros magníficos, una pena....creo que en Pardomino al estar protegido y tener que pedir permiso no vaya mucho imbécil a hacer daño a los ositos....no entiendo ciertas actitudes de la gente...
    Yo ahora mismo estoy tratando con una experta las huellas de lo que creemos o estamos a cien por cien seguros, que son de lobos....y fue en Burgos, fue tal la emoción y la alerta al mismo tiempo....ya visto lo visto,depende de lo que me diga esa persona... no se si decir donde las ví o pasarlo por alto.
    Porque no dejarán a los animalitos en paz.
    Abrazotedecisivo Javier
    PD:Nosotros este finde vamos a un lugar repleto de osos, voy a ver si al ir a tierra de osos, al fin consigo ver aunque sea sus huellas.

    ResponderEliminar
  8. Creo que la sugerencia de Pedro tiene bastante criterio y debe tenerse en cuenta. A veces nos movemos por la emoción y cometemos errores inconscientes. Suerte en tu próxima excursión y que disfrutes del otoño. Un abrazo

    ResponderEliminar
  9. ¡Vaya lío con el oso!. En fin, da lastima ver lo que nos queda todavía por aprender a la raza humana.Gracias Javier, no cambies, es una suerte tenerte a nuestro lado. Estupendo blog y mejor persona. Congratulations and kisses.

    ResponderEliminar
  10. Hola Javier, qué paseo más guapo habéis hecho, con huellas de oso incluidas.
    Pardomino tiene leyenda para rato... Me he metido un par de veces (sin permiso) y me ha gustado mucho. A ver si pido permiso y hago la ruta esta que os habéis marcado... Muy bonitas las fotos y sobretodo esos roblones milenarios...
    Un saludo paisanu.

    ResponderEliminar
  11. Vergüenza me da reconocer que no he ido nunca a ese lugar, es más, ni conocía su existencia.
    Tiene una pinta estupenda para visitarlo, sobre todo cuando avance un poco más el Otoño, con los árboles completamente dorados.
    Felicidades por la ruta, y lo dicho...a pedir permiso cuanto antes.

    ResponderEliminar
  12. Veo Javier que habéis vuelto a las andadas. Y nunca mejor dicho: a andar.
    Me gusta Pardomino, hace bastantes años lo cruzamos en un recorrido con la bici. Pero eso de los permisos y de las prohibiciones, no se, es como poner puertas al monte. Hay que proteger y cuidar, pero todo. No entiendo como puede ser un corredor para el oso entre Riaño y Laciana. ¿Y cuando sale de esta isla se mete bajo tierra? ¿O pega un salto y se mete en los Pinares de Lillo? No se, no se…
    Lo de la huella es de meter miedo. Sabes que hay osos por el monte, pero yo siempre pienso que en lugares recónditos. Después de ver tus fotos caminaba el miércoles pasado por las proximidades del caserío Mental y cuando ya anocheciendo comencé a escuchar ruidos entre el follaje se me querían poner los pelos de punta.
    Estupenda ruta y reportaje como siempre.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  13. Muy guapo ese valle y más que tiene que estar ahora mismo, con el otoño ya un poco más avanzado. Lo del oso, acojona solo pensar en tropezarse con él. Las huellas se ven frescas, frescas. Lo del jabalí, no se si es por costumbre o qué. Cada dos por tres, los oigo moverse y muchas veces hasta consigo verlos. Y a poco que nos fijemos encontramos camas, bañeras y huellas en cada esquina. Una verdadera plaga.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  14. Guapa la ruta realizada e impresionante la huella del oso encontrada en la pista. Esta ruta la he realizado simplemente hablando con los guardas de la comarca, que los conozco y que me han permitido el acceso a la zona sin permiso. Has escogido la mejor época para realizarla.
    Yo he tenido la suerte, el otro día al ir paseando con mi prima, también de encontrarme huellas de oso recientes, en la pista que va desde Posada de Valdeón, la que sale detrás del centro de interpretación del Parque, hasta el Puerto de Panderrueda, y me faltó poco para verlo, ya que lo tuvimos muy cerca de nosotros, tanto que salió lanzado por entre el hayedo de la zona al oirnos, nosotros solo oimos el ruido.

    ResponderEliminar
  15. MILES DE GRACIAS POR DELEITAR NUESTROS OJOS DE TAN BELLOS PAISAJES QUE ESTA ALMA DE XANA SE CONMUEVE CUANDO LOS MIRA, COMO DE ASTURIAS A LEON SOLO NOS SEPARA EL PAJARES PA NO VOLVER A SALTAR OTRA VEZ QUEDOME EN TU BLOG , UN BESIN MUY GRANDE DE ESTA ASTURIANA LEJOS DE SU TIERRINA AMADA.

    ResponderEliminar
  16. Siguiendo tu pasos, ayer nos dimos una vuelta por Pardomino... precioso... había un poco de niebla... que nos limitó las vistas panorámicas pero le dió un encanto especial al bosque... he dejado fotos en picasa... muchas gracias Angel y un saludo

    ResponderEliminar
  17. Qué voy a decir yo de Pardomino, que hasta le hice un poema. Soy de Vegamián y conozco bien el monte. En alguna época subía a frambuesas y algún arándano también caía, pocos. En otoño,¡¡ay!! en otoño, es una alfombra parda.
    Visitadlo en invierno que se hiela (si está muy frío)el río, pero tened cuidado es peligroso.
    "Es la esperanza de un pueblo y en sus entrañas cobija a los que le aman".

    ResponderEliminar
  18. Me he llevado una gran alegría al ver esa pisada de oso en Pardomino. Hace más de 20 años cuando yo visitaba ese bosque nunca puede ver ninguna pisada de oso allí, porque no había o tenía una presencia muy ocasional. De unos años antes sí conseguí una referencia de presencia de una osa con cría/s en ese bosque -seguramente la última, quizá hasta hoy-. No obstante, sí; abundan los escopeteros y conviene ser prudentes con estas informaciones. Un saludo.

    ResponderEliminar